6 tips para ahorrar dinero en la universidad

Sin importar a qué universidad vayas ni la carrera que cursas, ya habrás comprobado que ser estudiante terciario no es para nada sencillo. Además de lidiar con exámenes y pruebas, debes enfrentar abultados gastos con una billetera escueta. Comprar libros, hacer fotocopias, transportarse todos los días a clase, pagar los aranceles, financiar las salidas nocturnas e incluso, muchas veces, costear un alquiler. Todo cuesta mucho dinero, y si quieres sobrevivir a tu vida de estudiante sin quedar con deudas innecesarias, es imprescindible que tengas disciplina y aprendas a administrarlo.

 

Para ayudarte con tus finanzas personales, te presentamos 6 tips para ahorrar dinero en la universidad.


1. Evita salir a comer afuera. 

Entre tantas clases y horas de estudio, es normal caer en la tentación sentarnos en un restaurante o comprar comida hecha para no perder el tiempo. Si no quieres desperdiciar este dinero, tómate un tiempo para cocinar tus propias comidas. Averigua de recetas sencillas que te permitan aprovechar varias porciones.


2. Modera tus viajes al supermercado. 

Procura ir al supermercado sólo una o dos veces por semana con una lista de compras concreta y bien pensada. Si vas cada vez que te das cuenta que te falta algo, terminarás gastando mucho más dinero.


3. Utiliza tu pase de transporte. 

La Tarjeta Nacional Estudiantil (TNE) brinda la posibilidad a los estudiantes de abonar pasajes con tarifas reducidas en todos los medios de transporte público del país. Si aún no tienes la tuya, ingresa al sitio oficial de TNE.


4. Cuidado con las salidas. 

La agenda social de un universitario suele estar plagada de eventos y celebraciones. Si bien no está mal que aproveches tus años de juventud para salir de carrete, debes ser consciente de que estas salidas pueden costarte muy caras. Para evitar que te pases de la raya, es recomendable que salgas con el dinero justo que planeas gastar.


5. Considera que tendrás gastos de salud. 

Por más que tengas una salud de hierro, tarde o temprano a todos nos llega la hora de enfrentar una gripe, resfriado, dolor de estómago, etc. Cuando esto sucede, debes estar preparado para enfrentar los gastos subsecuentes. Por eso es aconsejable que siempre tengas armado un botiquín con los medicamentos básicos para volver a estar en forma en tiempo récord.


6. Vende por Internet lo que no utilices. 

Aprovecha que vivimos en la era digital para vender en Internet cosas que no uses, como ropa, artículos electrónicos, libros de cursos anteriores, etc. Existen decenas de sitios que se especializan que realizar estas transacciones virtuales de forma segura para los usuarios.

 

Fuente Universia: http://goo.gl/eoyjve