Conoce los beneficios de una siesta

La vieja y querida siesta resulta ser muy buena para la salud cardiovascular, ya que un corto descanso en el medio del día ayuda a disminuir la presión arterial, concluyó una nueva investigación. “Nuestro estudio halló que dormir durante el día ofrece beneficios cardiovasculares ya que acelera la recuperación cardiovascular tras el stress mental”, dijeron Ryan Brindle y Sarah Conklin, de la Universidad Allegheny (Estados Unidos).

 

Un peligro muy frecuente

 

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte a nivel mundial, ya que según la Organización Mundial de la Salud son responsables del 29% de los fallecimientos. Estas patologías afectan en igual medida a hombres y a mujeres y se registran especialmente en naciones de ingresos medios y bajos. Los principales factores de riesgo para estos males pueden ser controlados por cada persona, ya que incluyen al tabaco, la falta de actividad física y la mala alimentación.

 

Dormir para el corazón

 

Para analizar el efecto de la siesta en la prevención de estos males los autores trabajaron con 85 jóvenes universitarios. Cada voluntario pasó por una exhaustiva revisión médica que constató su buena salud y completó un cuestionario sobre la calidad de su sueño. Los participantes fueron divididos en dos grupos. Uno de ellos disfrutó de una linda siesta de una hora en el medio del día, mientras que el resto continuó con su rutina diaria sin dormir. A lo largo del estudio, los autores midieron varias veces su presión arterial y pulso.

 

Brindle y Conklin observaron que ambos índices empeoraron en el momento pico de stress del día, pero los jóvenes que habían dormido una siesta lograron recuperar los valores normales mucho más rápido que aquellos que permanecieron despiertos. Además, descansar un poco ayudó a que los voluntarios tuvieran menos sueño. Por ese motivo concluyeron que dormir entre 45 y 60 minutos en el medio del día ayuda al cuerpo a recuperarse de la ansiedad sufrida durante la jornada. “Hay que investigar más a fondo la relación entre la siesta y la salud cardiovascular, especialmente en el caso de los individuos en riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y de las personas que no logran un sueño de buena calidad”, dijeron los autores.

 

Fuente: NuevoMundo.com.ar