¡Estudiar y Trabajar es Posible!

Cada día son más quienes eligen una carrera, curso o postgrado mientras trabajan. Si bien requiere un sacrificio importante, te ayudamos con estas ideas que recogimos del portal Biut.cl para hacerlo de una forma más eficiente y placentera. Así que si estás dudoso sigue leyendo esta nota.

 

1. Asume los costos previos.

 

Según el psicólogo Pablo Cárcamos las personas que mezclan estudio y trabajo deben “ tener en cuenta que el tiempo disponible para otras actividades se reduce, es decir, por hacer estas cosas hay otras cosas que necesariamente dejarán de hacerse”.  Por lo tanto,  antes de embarcarse en este doble curso debes evaluar los costos prácticos, como la falta de tiempo, los desplazamientos geográficos y un posible agotamiento.

 

2. Construye un horario semi-flexible.

 

Para poder cumplir con ambas exigencias es importante mantener un esquema de horario organizado. El especialista señala que ” esto no quiere decir que hay que funcionar de manera totalmente rígida en cuanto a los tiempos, sino que tener claras ciertas nociones sobre cuándo se tienen tiempos disponibles y cuando no”.  Por lo tanto, se aconseja construir un horario semi-flexible donde  se puedan ver frutos o utilidades en ambos, y también dejar otros tiempos disponibles para otras actividades como hacer deporte, leer un libro o ir al cine.

 

3. Deja espacios para actividades ajenas al trabajo y estudio.

 

Para prevenir el agotamiento y un estrés excesivo es necesario deja unas horas libres para la entretención, ya que el psicólogo explica que “este estres puede traducirse en algo mayor como en depresión, impotencia y bloqueo cognitivo”.  Así que, es importante disfrutar de  diferentes actividades como hacer deporte, reunirse con amistades, desarrollar actividades artísticas o cualquier otra actividad de gusto propio.

 

4. Genera una relación de sentido entre el trabajo y estudio

 

Para Cárcamo “es importante buscar los puntos de unión entre aquello que se realiza en el trabajo y en el área en el cual se está estudiando o se pretende estudiar”. De esta manera se refuerza el sentido de lo que se estás haciendo y  será útil para generar perspectivas en un futuro cercano.

 

5. Manten una perspectiva de futuro

 

De esta forma te mantendrás motivado y no será un peso insostenible.  El experto asegura que “esto te dará  sentido a esta decisión de trabajar y estudiar simultáneamente, ya sea obteniendo financiamiento económico para estudiar, o para ayudar a otros, o bien por alguna idea de desarrollo profesional”.  Si estas motivaciones se traen a la mano, se facilita mantener activamente implicado y a la vez se poder pensar en el potencial de desarrollo a futuro.

 

Muchas instituciones están creando programas enfocados a estudiantes trabajadores, nosotros estamos constantemente actualizando nuestro registro de centros y cursos. Sólo falta que te convenzas y asumas que ES POSIBLE. ¿Qué esperas?

 

Fuente: Biut.cl