¿Se heredan las buenas notas?

Un estudio realizado con más de 13.000 gemelos británicos de 16 años demuestra que los genes marcan la inteligencia y otros rasgos de personalidad importantes en los logros académicos.

Los estudiantes de Secundaria que saquen algún suspenso pueden dar una buena explicación en casa acerca de sus malas notas, aunque es probable que sus padres no quieran admitir este argumento. Una nueva investigación, dirigida por el King's College de Londres, afirma que la inteligencia y muchos de los rasgos de personalidad que influyen en el éxito o el fracaso académico de un alumno, como la seguridad en sus propios méritos o los problemas de conducta, vienen marcados en los genes.

En el estudio, publicado Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), participaron 13.306 gemelos de 16 años, que fueron evaluados en una serie de medidas cognitivas y de personalidad. Además, los investigadores tuvieron acceso a sus notas académicas en el llamado Certificado General de Educación Secundaria.

En total, se tuvieron en cuenta la inteligencia, la autoeficacia(confianza en la propia capacidad académica), la personalidad, el bienestar, el ambiente en el hogar, el entorno escolar, de salud, los problemas de conducta informados por los padres y los problemas de comportamiento del adolescente.

Los gemelos idénticos comparten el 100% de sus genes y los gemelos no idénticos (al igual que cualquier otro hermano) comparten el 50% de los genes que varían entre las personas. Pero todos ellos comparten el mismo entorno (familia, escuela, maestros, etc). Mediante la comparación de los gemelos idénticos y no idénticos, los investigadores fueron capaces de estimar la contribución relativa de los factores genéticos y ambientales. Así pues, si en general, los gemelos idénticos son más similares en un rasgo particular que los no idénticos, las diferencias entre los dos grupos se deben a la genética en vez del ambiente en el que viven.

Influencia genética

«Investigaciones previas ya ha establecido que el logro educativo es heredable. En este estudio, hemos querido averiguar por qué ocurre. Lo que demostramos es que la heredabilidad del rendimiento escolar es mucho más que la inteligencia, es la combinación de muchos rasgos que son todos hereditarios en diferentes grados», explica Eva Krapohl, coautora del estudio, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) del King's College.

«Es importante señalar que la heredabilidad (la importancia de la genética en una persona) no significa que todo esté ya predeterminado. Simplemente significa que los niños difieren en lo fácil y agradable que encuentran el aprendizaje y que gran parte de estas diferencias se ven influidas por la genética», añade.

Los investigadores encontraron que la influencia de la genética en las notas escolares era del 62%. Los rasgos individuales variaban entre el 35% y el 58% heredable, con la inteligencia como factor más importante. Juntos, los nueve rasgos tenidos en cuenta representaron el 75% de la heredabilidad de las puntuaciones en las notas.

Según Kaili Rimfeld, también de la IoPPN, «nuestros resultados apoyan la idea de que un enfoque de aprendizaje más personalizado puede ser más exitoso que un enfoque igual para todos. Encontrar que el logro educativo es heredable no significa que los maestros, los padres o las escuelas no sean importantes, ya que la educación es más de lo que le sucede a un niño de forma pasiva».

Fuente Abc.es